Moto Guzzi convocó a la prensa, como ya ha sucedido en otras ocasiones, en su fábrica de Mandelo del Lario, junto al Lago Como.

Un lugar que tiene un encanto innegable tanto por el paraje en el que se encuentra como por la historia del motociclismo que se respira.

En el museo que la marca tiene dentro de la factoría se puede ver laprimera moto de 1921, que comenzó una larga historia.

Qué mejor escenario para presentar sus dos nuevos modelos: laAudace y Eldorado.Las dos monturas tienen la misma base, la California, un modelo mítico de la marca que se renovó totalmente en 2013 y que ahora se ha aprovechado para ofrecer estos dos nuevos enfoques.

02-paragrapharticle-58702-557156c0d4b65

Por un lado, la Audace busca atraer al público que busca nuevas sensaciones y el «lado oscuro» de las power bikes, que ya vimos en la V7 II Stone. Y por otro, la ElDorado evoca el estilo más clásico y revive el mito que se creó en los años 70 en EE.UU, cuando la policía de California utilizaba la V7 GT850, denominada originalmente Eldorado.

El propio Miguel Galluzzi, creador de la primera Monster y ahora a cargo del departamento de diseño de Guzzi en California, nos contó que estas dos motos son un ejemplo de la nueva línea que ha tomado la marca. Son parte de un plan a largo plazo, en el que iremos viendo como la gama se renueva y según el diseñador argentino en cada uno de los próximos EICMA veremos algo nuevo. También se centró en pequeños detalles, esos que hacen diferenciarse a los grandes diseñadores, como la decoración cromada del depósito de la Eldorado.

La versión lujosa y moderna de la 850 de los 70 toma también, como ya hemos comentado, la California como punto de partida. En ella lo que se busca es ofrecer tranquilidad, estilo clásico y confort para el piloto, así que es un planteamiento diferente del de la Audace con una misma base de partida. La versión Eldorado tiene una estética que combina la tradición con la modernidad, que en ella encarnan lasluces de LED y las ayudas electrónicas.

Como sucede con la Audace y la California, se beneficia de unacelerador electrónico que permite la utilización de un control de tracción regulable en tres posiciones y de un control de velocidad. Además, ofrecen tres modos de motor: Turismo, Veloce y Pioggia.

02-paragrapharticle-58704-557156c10d0d9

En los dos primeros cambia la respuesta del motor, mientras que en Pioggia se nota la menor potencia en toda la gama. En los dos primeros modos el motor que comparten las dos nuevas «Guzzi» tiene como protagonismo el par, ya que tiene una entrega constante y contundente en toda la gama. Puedes utilizar el motor desde 1.500 rpm sin problema

En medios tiene pegada y es donde le sacas el mayor partido. Puedes estirar el motor hasta la línea roja en busca de los 96 CV declarados, pero no será la conducción habitual en el gran bicilíndrico en V a 90º con cigüeñal transversal al sentido de la marcha. A ralentí se notan las grandes vibraciones que emite, si bien se amortiguan con un sistema elasto-cinemático muy trabajado, que hace que en marcha pasen totalmente desapercibidas y que sea una moto agradable a cualquier régimen. El cambio de marchas es suave para subir, a pesar de sus dimensiones, y un poco más duro en las reducciones.

as y cambiar muy pronto de marcha si quieres fluir.

La electrónica es una gran ayuda, como pudimos comprobar bajo la lluvia con los estéticos neumáticos custom de flanco blanco que monta Eldorado, ya que su agarre no era el más adecuado y la actuación del control de tracción era de gran ayuda para controlar la llegada del par motor al neumático trasero. Su funcionamiento dinámico, como sucede con su hermana, está muy conseguido, de manera que su peso pasa desapercibido y la sensación de control de la moto está muy lograda. Y eso que la conducción en esta cruiser es relajada, gracias a detalles como su mullido asiento o la forma del manillar «bullhorn».

Las llantas de radios de 16 pulgadas, la decoración y las envolventes aletas han sido diseñadas para darle ese toque carismático que se asocia a la marca y al modelo en particular. Lo bueno es que además se combina con un rígido chasis, una parte ciclo robusta y un motor con una buena gestión electrónica. Moto Guzzi sigue trabajando como parte de un plan a largo plazo para poner la marca a gran altura y una muestra de ello son estos dos modelos, que, basados en la California 1400, ofrecen dos maneras de entender el segmento de las grandes custom

02-paragrapharticle-58706-557156c19c520

Conclusión

Moto Guzzi está volviendo al lugar que un día tuvo en el mundo de las dos ruedas. Y estos dos nuevos modelos son una muestra de ello. Es cierto que son versiones a partir de la California 1400, pero esto es una buena noticia. Al compartir esta base es aplicable a las dos el buen comportamiento del motor en bajos y medios, y lo que es más sorprendente en unas motos de este segmento: las posibilidades electrónicas que ofrecen. Algo muy positivo y que consigue un interesante contraste con los estilos de los dos modelos. La Audace busca el lado «malo» de todo motorista, con su estilo de muscle bike, mientras que Eldorado se acerca más a los amantes de lo retro, que disfrutan de una conducción más sosegada. Para ellas la marca ha preparado un amplio abanico de accesorios, que va más allá de las piezas para la moto.